Consejos y trucos de Redacción SEO

Una de las acciones de posicionamiento para el Marketing Digital que en La Fábrica Imaginaria utilizamos con mayor dedicación tiene que ver con lo que llamamos “tácticas de redacción SEO“. ¿De qué se trata? Son los trucos en que basamos nuestra metodología para escribir artículos que colaboren en una estrategia de optimización para buscadores (Search Engine Optimization).

¿Cómo lo aprendimos? Igual que ustedes: leyendo, recibiendo consejos de otros profesionales, practicando mucho y sistematizando procesos.

En La Fábrica Imaginaria, como agencia de marketing digital y gestión de contenidos, creamos nuestro propio manual. Y hoy deseamos compartirlo a través de esta guía de consejos y trucos para la redacción SEO.

1. Ten claro hacia dónde vas
Como en cualquier acción táctica, es imprescindible que conozcas la estrategia (el “mapa general”) y sepas hacia dónde vas y por qué estás escribiendo ese artículo. Debes tener claridad total de las metas de posicionamiento y de las necesidades de comunicación y marketing digital del cliente. Recuerda que no estás escribiendo para ti ni porque se te antojó. Entonces asegúrate de conocer, por ejemplo, cuáles son las keywords o conceptos clave a posicionar, quiénes son los competidores directos de la empresa, qué keywords o conceptos clave usa la competencia, cuántos artículos deben escribirse y qué tan importante dentro de la estrategia de optimización para buscadores (estrategia SEO) es la redacción SEO (algunas veces los énfasis varían).

2. Define el tema correcto
Saber hacia dónde vas te ayudará a elegir correctamente cada tema. Un buen redactor SEO sabe que cada artículo es una munición con la que debe salir a “cazar” (lectores, backlinks, referencias, etc.). El secreto, entonces, es apuntar bien. Define cada tema pensando cómo vas a titular y si es posible incoporar las keywords y conceptos clave en forma amigable y consistente.

3. Investiga
Ten esto claro: seguro alguien escribió antes que tú sobre el tema que debes promover. Utiliza los buscadores para encontrar artículos que te sirvan de referencia y te den ideas sobre cómo organizar la información. Cada escritor SEO, finalmente, tiene su estilo y sus trucos. Así como un novelista se inspira en sus autores favoritos, nunca te cierres a la posibilidad de aprender de otros redactores SEO.

4. Crea una estructura de redacción
Para algunos profesionales esto equivale a escribir “artículos escaneables”. ¿Por qué? Porque los lectores, sobre todo en internet, están acostumbrados a examinar los contenidos por áreas, sin leer con detención todo el texto. Para facilitar la lectura de una nota te recomendamos la utilización de negrita (bold), subtítulos y, si es necesario, colores. Pero lo más importante es que, antes de comenzar a escribir, definas un pequeño esquema con la información que debes incorporar: así pondrás la más importante al comienzo, utilizarás bien los subtítulos y no dejarás ninguna keyword de lado. ¡La famosa “pirámide invertidea” del periodismo tradicional volvió a ponerse de moda gracias al marketing digital!

5. Titula para llamar la atención
Es un hecho: un artículo con un buen título será leido, enlazado y comentado más que uno aburrido y poco descriptivo. Al titular, concéntrate en dos cosas: en motivar la lectura y utilizar el keyword o concepto clave. Para muchos escritores expertos en SEO, este punto es el más importante.

6. Utiliza las etiquetas <h1>, <h2> y demás
Utilizar la etiqueta <h1> significa, para empezar, que utilizaste la palabra clave en el título. ¡Felicitaciones! Luego, haz lo mismo con las otras etiquetas dentro del texto. Así, los conceptos clave no sólo estarán destacados para el lector, sino también para los motores de búsqueda.

7. Trabaja con sinónimos y conceptos similares
La delicadeza es importante. No pienses que los lectores son idiotas. Si repites en forma incansable y poco elegante los keywords y conceptos clave a posicionar, sólo alejarás lo buscas atraer (léase tráfico, backlinks, referencias, etc.). Un buen escritor SEO trabaja con sinónimos y conceptos similares que se definen desde la estrategia. Sin embargo, muchas veces esta tarea recae en el propio redactor, por lo que tienes que estar preparado. Si debes trabajar con la palabra “maestría”, considera también “magister”, “master” o “posgrado”. Y si la expresión es “gimnasia reductiva”, puedes utilizar también “gimnasia para bajar de peso” o “ejercicios saludables”.

8. Piensa en la eternidad
La norma dice que la “densidad de palabras” (keyword density) es importante. Y lo es. Pero no al punto que tengas que saturar una página o un texto. Si llegas al 5% en una página estás listo (porque los buscadores sabrán a qué te dedicas). No exageres y piensa en esto: un buen texto (uno que no está sobrecargado intencionalmente de palabras clave) tiene más posibilidades de trascender en la red y quedarse alojado en muchos sitios. A eso le llamamos “eternidad”, pese a que internet todo apunta a la inmediatez y la poca trascendencia.

9. Preocúpate de la presentación técnica de la información
La tarea del redactor SEO no termina con el artículo. Debes preocuparte que tu información se despliegue correctamente, aunque esto no sea necesariamente tu responsabilidad. Por ejemplo, asegúrate que el título del artículo quede desplegado en el tag “title” y que las imágenes tengan la etiqueda “alt”. Otro dato: si usas el plugin “All in One Seo Pack” para WordPress, tu palabra clave será añadida en el título HTML y en la meta description de tu página si la usas en el título y en el primer párrafo del artículo.

10. Juega limpio
Hacer trampa es el vicio de los malos. Un gran redactor SEO jamás utilizará métodos penalizados por los buscadores (como incorporar textos ocultos) porque sabe que no sólo está en juego su prestigio, sino el de su cliente.

Bonus track!
Como los detalles siempre son importantes, aquí van dos consejos de redacción SEO adicionales para tus acciones de posicionamiento en buscadores:

Extensión: Difícil generalizar, pero si el artículo no tiene subtítulos no debería sobrepasar los cinco párrafos. Con subtítulos puede llegar a 10 o 15 sin problema.

Lenguaje: En nuestra opinión, en internet es mejor escribir en forma coloquial y directa (tratando de “tú” al lector), que hacerlo usando tecnicismos y lenguaje formal (tratando de “usted”). Hay ocasiones en que incluso tendrás que usar el léxico “de la tribu, como escribir “ke” en vez de “que”. Todo depende del contexto y de los objetivos de comunicación y posicionamiento digital.

Fuente:
La Fábrica Imaginaria
www.lafabricaimaginaria.com
Agencia de Marketing Digital + Gestión de Contenidos

 

Artículo orignal publicado en:
http://www.lafabricaimaginaria.com/2009/06/consejos-y-trucos-de-redaccion-seo/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Guía SEO, La Fábrica Imaginaria, Marketing Digital, Mundo Google

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s