10 errores que no debes cometer en una estrategia de marketing digital

Las poderosas ventajas del marketing digital pueden patinar con cierta facilidad si no se tienen en cuenta algunas reglas básicas del juego. Evita los errores clásicos con esta lista de recomendaciones basadas en experiencias reales y lánzate a construir una verdadera estrategia de comunicación y marketing 2.o sin miedo al fracaso.

• No le encargues tu campaña en medios 2.0 a “la agencia”.
El marketing digital 2.0, como todo, requiere de su especialización. Busca agencias y especialistas que sepan cómo hacer campañas en este entorno. Igual que no le pedirías una cuña de radio a la agencia de eventos, no le pidas a “la agencia” que te cree una campaña en medios 2.0. Lo normal es que no salga bien.

• No pienses que esto es una cosa solo para frikis.
Consciente o inconscintemente, casi todos los usuarios de Internet somos lectores de blogs, miembros de redes sociales o activos participantes en foros de debate. Internet es un medio masivo, y sus nuevas herramientas también lo son.

• Por mucho que sea gratis, no te metas en todas partes.
Crear una página de tu empresa en Facebook es gratis y sencillo. Igual que hacer tu perfil de Twitter o instalar y configurar un blog corporativo. Pero eso no quiere decir que sea adecuado para tu marca, tu estrategia y tu público objetivo. Las herramientas están ahí, pero has de saber cuáles te convienen y cómo y cuándo usarlas. Usa los medios adecuados para tu público objetivo, ni más ni menos. Y los que uses, hazlo de manera relevante.

• No hables como si fueras otro. Sé tú mismo.
Igual que cuidas hasta la última coma de tu copy o el tono de tu spot, sé cuidadoso con el lenguaje y el tono que usas en el medio online. Tu público sigue siendo el mismo, sólo cambia el canal por el que te comunicas con él. Ni pasan a ser tus coleguillas ni hace falta que los trates con más respeto del necesario. Sé tú mismo, como sea tu marca.

• No tengas miedo al diálogo.
Este es uno de los temores más frecuentes. “¿Y si empiezan a hablar mal de mi o de mi marca?”. Esta es una pregunta poco valiente y absurda, entre otras cosas porque si tu público quiere hablar de tu marca, bien o mal, lo hará sin pedirte permiso. Así de simple.

Por tanto, es mejor formar parte de esa conversación. Además, eso demuestra que te interesas por sus opiniones y aportará mucho más valor a tu imagen corporativa.

• No mandes porquería a los bloggers.
El hecho de que todos los blogs tengan un buzón de email para que se les contacte, no quiere decir que quieren que se lo llenen de spam. A todo el mundo le molesta encontrarse el buzón de casa lleno de propaganda que no le interesa. Pues es lo mismo, a los bloguers no les gusta que les llenen el email de información que no es relevante para ellos. Si tienes algo que creas que puede interesarles a ellos o a sus lectores, escríbeles un email personalizado, relevante y natural. Seguro que lo agradecen.

• No juegues a “mafiosos” con los bloggers.
No trates de sobornarlos, ni proponerles fórmulas geniales para sacar tajada de vuestra relación. La mayoría ya tienen sus trabajos y su blog es una afición o una vía de escape, así que no hace falta que les hagas propuestas turbias. Insisto, sé natural y relevante, eso es todo.

• Esconderse es de cobardes. Mentir de mala persona.
Mentir está mal, eso lo sabemos todos, pero en el medio online las mentiras suelen durar muy poco. Siempre hay alguien que conoce la verdad y la descubre. Si la cagas, da explicaciones y rectifica, pero no mientas. Si se meten con tu marca, defiéndela, pero no mientas. Y si te critican mucho, da la cara, pero no mientas. Y sobre todo, no te escondas. Ah, y no mientas.

• No hay que ser adivino para leer los resultados.
Uno de los puntos fuertes de las acciones digitales es que son medibles hasta extremos insospechados. Puedes saberlo prácticamente todo; cuánta gente visita tu blog, el número de veces que se ven tus vídeos o cuántos amigos has hecho a través de la campaña en una red social. Eso sí, no te quedes sólo con los datos en bruto. Ponlos en contexto, contrástalos con tus objetivos e intenta razonarlos. Sólo así te servirán de cara al futuro.

• No te quedes estancado. Evoluciona.
Internet se mueve tan deprisa que hace diez años prácticamente ni existía. Es un medio vivo, dinámico y cambiante, muy cambiante. Pero eso es lo que lo hace infinito, inabarcable, realmente grande. Si quieres sacarle el máximo partido, tienes que moverte a su ritmo, o al menos intentar que no te deje tirado en la cuneta hasta volverse inalcanzable. Prueba nuevas cosas, arriesga (con cabeza), sé crítico contigo mismo, aprende y aplica. Esa es la manera de estar en Internet. Y si no, a otra cosa.

 

Fuente:
La Fábrica Imaginaria
Agencia de Marketing Digital y Gestión de Contenidos
www.lafabricaimaginaria.com

 

https://guiaseo.wordpress.com

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Guía SEO, La Fábrica Imaginaria, Marketing Digital, Medios Online

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s